Espuña, marca del Grupo Paladini especializada en productos secos y curados con sabores típicos españoles, lanza al mercado su nueva línea de salames: Longaniza a la española y Salame tipo Cantimpalo.

Con estas nuevas variedades, Espuña confirma su compromiso por cautivar los paladares argentinos con las delicias únicas de la tradición española.

“Espuña es una marca con un largo recorrido en nuestro país. Desde 2016 es parte del Grupo Paladini, y desde entonces, nos propusimos potenciar su presencia en la mesa de los argentinos. Con el lanzamiento de estas nuevas opciones, buscamos ampliar el alcance de la marca en el mercado local, ofreciendo productos de alta calidad que combinen a la perfección tradición y sabor de España con el gusto y las necesidades de los consumidores locales”, expresó Marcelo Díaz, gerente de Planeamiento Estratégico y Marketing de Paladini.

Los nuevos productos, Longaniza a la española y Salame tipo Cantimpalo, se suman al portfolio de Espuña y son los primeros lanzamientos de la línea “Salame”. Elaborados con carne de cerdo, tienen un sabor único gracias a la combinación de pimentón dulce con diversas especies de excelente calidad. Son ideales para preparar tapas, tortillas, pizzas y otras propuestas gastronómicas típicas de la cocina española.

Reconocida por su sólida experiencia en la producción y comercialización de jamón crudo en sus diferentes versiones, Espuña fue adquirida en Argentina por el Grupo Paladini en 2016. La planta productiva se encuentra emplazada en la ciudad de Pergamino, provincia de Bs.As. Actualmente, Grupo Paladini cuenta con cuatro marcas propias: Paladini, L’abratto, Espuña y Fela, que la posicionan con más 22% de la participación del mercado de embutidos a nivel nacional, y con presencia en más de 2.2 millones de hogares y tiene 9 millones de consumidores en el país.

 

Por admin